Litografía

DSCN0399

Imagen

La Íbero-Suiza, Valencia.

Image

La serigrafía artística y el cartón-piedra, dos técnicas aparentemente obsoletas que experimentaron un resurgir inesperado en la ciudad de Valencia a mitad del s.XX. Volvieron para quedarse, como se suele decir.

Los volúmenes ligeros e imposibles del cartón-piedra frente a las dos dimensiones de una serigrafía. Pero ambas técnicas despliegan sus posibilidades más allá de lo imaginado gracias al color. La maestría en la aplicación color fue el nexo de unión entre estas dos ramas menores del arte y, casualidad o no, todo sucedió en Valencia.

Artistas y grupos como el Equipo Crónica (en la Colección del IVAM) o el Equipo Realidad trabajaron una o ambas técnicas. Para poder llevar a la práctica sus ideas artísticas, necesitaban profesionales de la impresión con el talento, los conocimientos y la audacia necesarias. Encontraron todo eso y más en Pepe Llopis, Paco López et al. en la imprenta Íbero-Suiza.